Denominación

En noviembre del año 2013 se inscribe ‘Plátano de Canarias’ en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas. Este reconocimiento permite que contemos con una identificación específica que garantiza la singularidad por el origen y por tanto, la garantía de calidad de nuestros plátanos. Además, supone un importante apoyo a nuestro plátano, el  plátano de Canarias, y confirma nuestra diferenciación garantizando las características únicas de nuestro producto.